jueves, agosto 28, 2014

Redes de de-construcción social




Las redes sociales han revolucionado nuestra sociedad, para bien y para mal. Para muestra, Twitter tuvo su inicio en la intención de publicar avances del trabajo que su creador lograba en un proyecto determinado; Facebook se originó en el despecho y la posibilidad de humillar públicamente a quien rompiera el corazón de Zuckerberg.




De no haber sido por la viralidad del social media, en occidente no nos habríamos enterado de los conflictos en Egipto ni de los planes de autoridades corruptas, pero también en estos canales se consolidó la presidencia del hombre arrogante e inculto que hoy decide a quién venderá nuestro país.

En efecto, las redes sociales sirven para bien… o para mal. Son entes digitales vivientes que crecen, se transforman y esparcen conforme sus usuarios enfrentan el mundo y su cotidianeidad. Lo que se ve en ellas no es sino una interpretación colectiva de nuestras sociedades en voz de quienes tienen acceso a Internet (y es aquí donde cobra sentido la importancia de promover el acceso irrestricto a la red) a través de lo que en textos, imágenes, sonidos y vídeos, pueden transmitir. De ahí la relevancia de los "memes" que a tantos divierten y a otros incomodan.




El fenómeno de las "ladys" Twitter tiene una especial significación social: personajes que basados en sus influencias (Ladys de Polanco), sus relaciones familiares/influencias (Lady Profeco), oportunismo (Lady Panteón) o relaciones de poder (Lady Chiles), hacen las veces de punching bag para descargar la frustración e indignación que causan la opresión, discriminación y abusos en el día a día.

Merece especial mención #LadyChiles, a quien el tiro le salió por la culata y al haber intentado usar las redes sociales para humillar a su empleada doméstica (le llamo "empleada" pues supongo que al ofrecerle trabajo firmó contrato con prestaciones conforme lo que marca la ley para  armar tanto alboroto por dos chiles en nogada -de los que yo, con todo gusto y singular alegría me como dos si son de receta tradicional- considerando que ), el chistecito se le dio la vuelta y no sólo logró trolleo masivo, sino en una de esas, hasta sanción por parte de la Conapred…




En efecto, las redes sociales son un arma de doble filo sin seguro con las que muchos niños están jugando.


Bookmark and Share

jueves, agosto 14, 2014

Las tablets son mala idea...




El lunes las calles de este país volverán a sus ritmos habituales por el regreso a clases de no-se-cuántos-millones de escolares con mochilas y los efectos de una maltrecha y parcial reforma educativa a cuestas. Eso sí: muchos de los que cursarán 5to y 6to año, con tableta electrónica incluida.

De momento no me comentaré en el hecho de que cerca del 70% de los profesores que impartirán clase ante grupo este año, reprobaron la prueba que se supone, está orientada a mejorar la calidad de la educación, pues a decir de las autoridades, "es señal de que la reforma funciona", aunque ello signifique seguir impartiendo educación mediocre y dejar a los chamacos a manos de quienes sólo saben recitar el libro de texto.

Estábamos con las flamantes tabletas electrónicas que presumen sistema Android, gran memoria interna, autonomía de batería para siete horas y resistencia a caídas de 70 cm… Tabletas que forman parte de los compromisos de Don Copete en su campaña presidencial por cargo y cuenta al presupuesto de la federación. Saquen cuentas: Una tableta de esas, por unidad, al menudeo y en retail anda alrededor de los $3,500… Pero como sabemos que nuestros gobiernos son bien espléndidos, las han de haber pagado al doble, sin incluir pólizas de garantía extendidas y menos, de mantenimiento.


Pues bien. Según anunció la SEP con bombo y platillo, estas tabletas servirán para apoyar en la educación de los niños, por lo que les cargaron cinco aplicaciones educativas que se sumarán al equipo para el aula, desde las que obtendrán conexión a Internet (súmenle los costos de conexión a Internet). Según esto, toda una herramienta para la educación de los niños en un México moderno... ¡Hasta parece discurso de demagogo setentero! Los niños sólo veían un juguete nuevo entre sus manos.

Dicen que los profesores han recibido, además de la computadora y accesorios para el aula, capacitación para usar las tabletas…

¿A poco se nos olvidó el agandalle de los legisladores que pidieron iPads con cargo al presupuesto aunque apenas y las sabían utilizar?


Bookmark and Share

jueves, agosto 07, 2014

Bondades opacas




Quizá sean los días que pasé desconectado del mundo, pero esta semana me siento más receptivo a datos e información relevante en el quehacer cotidiano. Eso sólo confirmaría algo que siempre he defendido: Los workaholics terminan por ser improductivos y altamente propensos a la depresión al no tener una vida personal que les permita descansar su mente.

Hace ya algunos meses que Miguel Ángel Mancera puso en la mesa la realidad sobre el precario nivel de vida que llevamos los mexicanos, en parte, según, por el ridículo monto al que asciende el salario mínimo ($67.29 diarios / $2,018.70 mensuales para el DF y Estados de Región "A" este año). Algunos actores de oposición aseguraron que "nadie" gana un salario mínimo y por ello el argumento era invadido, pues en realidad sólo se usa como referencia para costos administrativos… Sería bueno que éstos funcionarios supieran que sus onerosos ingresos están —al menos en el sector gubernamental— calculados aritméticamente sobre una serie de valores entre los que se encuentra justamente el salario mínimo.

Mancera pretendió hacer "algo bueno" durante su gestión y desde entonces no ha dejado el tema, al punto que esta semana se celebra un encuentro para discutir el tema y elevar el salario mínimo alrededor de un 27% en el Distrito Federal, no por imposición, sino por consenso, como ha asegurado el jefe de Gobierno con peores niveles de aprobación desde que existe esa figura.

Creo que sólo un puñado de personas se negarán a ver incrementado su salario, especialmente si de trata de una medida promovida desde la Jefatura de la ciudad. ¡A todos nos gustaría ganar más dinero! Por supuesto: Esos gustos y caprichos que queremos darnos no se pagan solos.

Pero incrementar los salarios en una ciudad que aglomera la mayoría de corporativos nacionales y multinacionales implica más que buenos deseos y discursos populistas. Las lecciones de economía más elementales nos han explicado que cuanto más altos son los costos de producción (entre los que se incluyen los salarios de toda la gente que hace funcionar las empresas), mayores serán los costos de venta, entrando en círculos inflacionarios como los que llevaron a Japón a una economía donde la cantidades a pagar productos y servicios en la vida diaria se expresan en miles. ¿A poco ya se les olvidó que hace 20 años fue necesario quitar tres ceros a nuestra moneda para ocultar la inflación, creando los —en aquel entonces— "Nuevos pesos" que gradualmente volvieron a ser simplemente, "Pesos"?

Mancera sabe que el dinero no se da en los árboles, y sus discursos Ban en torno a «recuperar el poder adquisitivo de los capitalinos», lo que de principio suena bien para una ciudad cuyos costos de vida son similares a los de ciudades en donde el empleado promedio, gana cantidades bastante superiores a las de los mexicanos.


Al debate se sumaron diputados, cámaras empresariales, académicos y funcionarios para complementar posturas a favor… y una que otra en contra. Esta última es justamente la misma que personalmente sostengo: resulta absurdo pretender resolver un problema de pobreza como si se jugara Monopoly.

El dinero no se crea ni se destruye, sólo cambia de bolsillo, y tan bien lo sabe Mancera que impulsa el aumento como si defendiera su patrimonio: El pago de derechos por trámites, multas, los presupuestos para programas sociales están acotados por una base aritmética de "X salarios mínimos vigentes", así que los ingresos del GDF (y el propio salario de MAM) también se verían incrementados por esta vía, aunque según algunos han dicho, "nadie gane el salario mínimo".

Decía que las vacaciones te dan un panorama diferente de las cosas. No se si alguien más lo vea como yo, pero hay un truco más perverso oculto en esta buena intención de Mancera: Su compa, Simón Neumann, titular de la SEDUVI, impulsa la aprobación de las Normas 30 y 31. Con éstas, se aprueban cambios de uso de suelo que permitirían erigir megaconstrucciones en colonias unifamiliares de lujo bajo el argumento de satisfacer la demanda de vivienda de bajo costo, pues supuestamente, 70% de la oferta debe tener un precio inferior a $780 mil… Que, claro, está formalmente expresado en una cantidad determinada de «Salarios mínimos vigentes en el Distrito Federal» que con la aprobación del incremento, también subirían su valor de venta.

¿Sigue sonando bonito para la muchachada? Acá viene lo feo: Aún cuando se declare el aumento al salario mínimo, la iniciativa privada puede elegir cambiar su base de cálculo y dejarlo de lado, cambiando a la unidad de referencia que mejor le parezca siempre y cuando su personal de planta de tiempo completo por nómina —chequen nada más las tres variables que se deben reunir— gane una cantidad superior a la que se declare, así sean $0.01.

Al final, con un aumento a los salarios mínimos, los únicos que obtendrían un beneficio sería la Secretaría de Finanzas del GDF y los funcionarios de Gobierno… As usual.

Y entonces… ¿Siguen pensando que aumentar el salario mínimo es buena idea?



Bookmark and Share

viernes, julio 11, 2014

A falta de salón…




Me surge en esta semana un par de cavilaciones sobre la "no-fiesta" de cumpleaños que celebró -con carpa, mesas, meseros, alcohol y hasta rally- la sobrina del ex-presidente Felipe Calderón, Claudia Cervantes, una actricilla de Televisa de no muy buen ver, pero que hasta promotora de la cultura resultó.

Y más allá de lo falto de criterio que me resulta el tema de hacer una fiesta en un espacio como ése, me resultan absurdamente ridículas las declaraciones de los involucrados en este 'vodevil' (como lo calificó el nieto de Diego Rivera), digno de una sátira en escena:

LA INCULPADA:
"Yo iba a grabar un videoclip para una canción donde se simulaba una fiesta en celebración a la vida, en un espacio donde todo evoca a la muerte. Todo estaba súper planeado, pero la gente de la producción se equivocó y creyeron que estaban organizando mi cumple. ¿Qué? ¿Las invitaciones de la fiesta que envié a mis amiguis? Ay, no, eso era para hacer el video más real. ¿Qué? ¿La entrevista en radiofórmula?  Sí, la verdad es que la fiesta en la Rotonda estuvo padrísima."
-Claudia Cervantes, actricilla que cumplió 35 años el día de los hechos y hasta regalos recibió, presumiendo la fiesta a una revistucha de chismes para señoras ociosas.

EL DELEGADO:
"Se están haciendo las averiguaciones para determinar si se incurrió en un abuso del recinto. La delegación sí otorgó un permiso para grabar un videoclip que simulaba una fiesta. Los funcionarios que dieron el permiso han sido separados de su cargo."
-Victor Hugo Romo, delegado de la Miguel Hidalgo que aspira a ser Jefe de Gobierno del DF y presume andar en bici por toda la demarcación. Se dice que aparece en uno de los vídeos del "videoclip" bailando alegremente.

LA SECRETARÍA:
"Estamos revisando el área para determinar si hubo daños."
-Autoridades del INAH, hasta antes del periodicazo, ni se acordaban que existía una rotonda para las Personas Ilustres en México.

EL CONSEJO:
"Condenamos el uso de la Rotonda de las Personas Ilustres para la celebración de fiestas particulares."
-Director del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, respondió sólo porque algún periodista tuvo a bien llamar a su despacho. Tras la declaración, volvió a jugar Angry Birds.

EL VIGILANTE:
"Sí, se puso rebueno. Vinieron retehartas personas famosas y anduvieron corriendo y en motos. Unos se pusieron bien borrachotes y andaban de conejos atrás de las tumbas.
-Don Pepo, velador del Panteón de Dolores. Estaba en su cubículo, jetón como cada noche.

EL DESPISTADO:
"El comportamiento de la actriz está fuera de toda norma, manuales y protocolos de actuación en del STC Medro CDMX"
-Becario del departamento de Comunicación Social del Sistema de Transporte Colectivo Metro, se confundió entre los periodicazos y a falta de supervisión, envió el comunicado erróneo.

LA DEFENSORA:
"Ni pedo, la vida sigue…"
-Carmen Salinas, le preguntaron si le preocupaba la reputación de Claudia Cervantes.

Al final, esto no deja de ser risorio: una actricilla semidesconocida que de pronto sale a la fama ofreciendo una disculpa por algo que ella dice no haber hecho; una casa productora "responsable" de la confusión que es propiedad de la misma actricilla necesitada de publicidad; un funcionario que ha asegurado "dar la cara" que hoy prefiere no hacer declaraciones… No es cortina de humo, es una comedia que combinó la política con la indignación pública -aún de quienes ni idea tienen de donde queda la Rotonda- 

Por más que la autoridad ponga "mano firme", la actriz (o en este caso, la casa productora que solicitó el permiso) deberá pagar entre 300 y 500 salarios mínimos… Unos $30,000 a lo más, que sigue siendo más barato que la renta de cualquier jardín del tamaño de la rotonda para una fiesta.

Yo ya estoy alistando mi fiesta de 35:  Pedí permiso para un "recorrido académico con servicio de alimentos y ambientación" en el Palacio Nacional. Luego les paso la invitación.



Bookmark and Share

viernes, julio 04, 2014

Prefiero pedalear


Algunos aseguraron que la ciudad sería un caos. Los “organizadores” (si hay alguna persona u organización que tenga la valía de asumirse en ese rol) del “mega bloqueo del 4 de julio” se esforzaron tanto por darlo a conocer, que provocaron la disolución de sus manifestaciones de rechazo a los cambios del programa “Hoy no circula” aún antes de poder conformarlas.  Yo no tuve un solo problema para llegar a mi oficina esta mañana, a pesar de que tantos aseguraban la ciudad sería “un caos”. ¡Hasta hice menos tiempo de recorrido!

Lo que sí es un caos, es la administración de Mancera: hoy se encuentra en sus niveles más bajos de aprobación (Reforma reporta sólo un 39% como positivo) y va en picada con acciones que generan poca simpatía entre los ciudadanos y peor aún, que tienen todavía menos sustento.  Además de no-haber hecho alguna obra significativa en su año y medio de gestión, viene arrastrando con los errores de la administración pasada y los propios.

La más reciente, el endurecimiento del programa “Hoy no circula”, apoyado y sustentado por su Secretaria del Medio Ambiente  Tanya Müller –una ambientalista egresada de la Universidad libre de Berlín y cuya visión de “Medio Ambiente” incluye mejor plántulas de azotea que árboles adultos frondosos, lo que ha confirmado al autorizar durante su gestión la tala de cientos de especies argumentando ser la única solución para erradicar gusano barrenador y muérdago– logró generar el descontento de más de medio millón de automovilistas pertenecientes a la clase media y media baja, que no cuentan con los recursos para cambiar su auto por uno de modelo más reciente… y que tampoco encuentran en el transporte público una solución a los problemas de [in]movilidad por los que atraviesa la ciudad.

Dejé de tener auto hace cerca de seis años y a la fecha, aunque por momentos pueda parecer que lo necesito, me rehúso a adquirir un montón de metal que además de ocupar 15 veces el espacio que necesito para trasladarme, consume recursos no-renovables y está sujeto al pago de impuestos, derechos, revistas y demás asaltos por parte del  Estado (¿A poco no habían notado que tras pagar IVA por el derecho de adquirirlo, también pagan “refrendos” por el derecho a conservarlo y utilizarlo, convirtiendo al automóvil en el pasivo más caro de entre sus propiedades?).  Prefiero –siempre que se pueda– caminar, usar mi bicicleta o el transporte público.

Ahí es donde está el problema: En el transporte público.  No hay un solo sistema que no sufra ya de saturación. Lo mismo el Metro que tiene auténticos sardineros que a marcha lenta llevan a sus sudorosos usuarios (y en el que no se han visto beneficios auténticos tras el alza a la tarifa hace 4 meses en otro auténtico robo que no tuvo revés a pesar de las millonarias fallas de la L12 y el desfalco que Mario Delgado hizo con cargo al GDF), que los corredores concesionados en todas sus rutas (que van cual camión de carga en la India, con gente colgada a racimos por fuera de las puertas), que el Metrobús (lleno al punto de no poder caminar en los andenes) que los taxis (que circulan por calles abarrotadas y paralizadas por el creciente parque vehicular) en una ciudad que sigue creciendo sin límites.

¿Entonces de qué sirve “desincentivar el uso del automóvil” si no se invierte a la par en el mejoramiento del transporte público para que éste sea eficiente, confiable, seguro y suficiente?  Por lo pronto, a los ojos de Don MAME y su jamás sonriente señorita doctora Müller, el “Hoy no Circula” es un pretexto para hacernos creer que se reducirá la contaminación cuando en realidad, lo que se pretende es aumentar la captación de recursos financieros por vía de verificaciones y refrendos de tarjetas de circulación. ¿Y el medio ambiente?  Pues ahí, como se pueda.


Y mientras tanto, me pregunto inocentemente… ¿A poco también van a dejar de circular todos los cacharros que el GDF tiene como vehículos de servicio?



Bookmark and Share